Caen ventas de uniformes hasta en un 90 por ciento

Enviado el 14/08/2020 por en Ciudad, De Última Hora

En estos momentos se encuentran sin gente, sin visitas, con todos los uniformes para vender

Luis Ruiz Sandoval Frade
Rumbo Nuevo
Ante el regreso a clases no presenciales en Tabasco y en todo el país, el negocio de la venta de uniformes se cayó hasta en un 90%, reportaron encargados de los diversos locales que se encuentran dentro de esta ciudad de Villahermosa, al apuntarse, que en años pasados en estas fechas las filas de ciudadanos para adquirir los uniformes, eran de hasta tres cuadras.
En un recorrido que se realizó por estos negocios que habitualmente, en estas fechas había que llegar desde temprano para poder ingresar y con ello adquirir los uniformes de los estudiantes, en estos momentos y días, simplemente llega una o dos personas, pero ni siquiera para preguntar por los uniformes, sino para otras cuestiones.
Luis Hernández, quien es un encargado de una tienda de uniformes que se encuentra en el centro de la ciudad, aseguró que, en años pasados, todo el mes de agosto eran filas interminables de ciudadanos y padres de familia que buscaba ingresar, porque aquí se cuenta con la mayoría de los uniformes, tanto de escuelas públicas como privadas y las ganancias eran enormes.
Y comentó, que ahorita ni siquiera se han acercado a preguntar por el costo de los uniformes, y los dueños de los negocios hicieron los gastos para adquirir los mismos que se hacen desde principio de año, por lo cual las pérdidas son demasiadas.
Mientras que Guadalupe Pérez, quién es vendedora de otra tienda de ropa en la Colonia Tamulté, aseguro que no han tenido ventas y que se especifica más o menos que tienen un 10% de las mismas, pero no son por los uniformes, sino de otro tipo de ropa, porque en estos momentos no habrá regreso a clase de manera presencial.

Negocios vacíos
Por lo cual es un negocio que en esta fecha eran de los más visitados por los padres familia, en estos momentos se encuentran sin gente, sin visitas, con todos los uniformes para vender, pero ante el regreso a clase de forma no presencial, pues los niños no tendrán estos uniformes para regresar a sus aulas.