Crónica Dominical: Inicia la “pasión de Cristo”

Enviado el 15/04/2019 por en Ciudad

Don Semen —aunque se lea agravante pero se llama igual al ex diputado local suplente de Victor Manuel López Cruz, ex secretario de Educación en el gobierno anterior, y suegro del ex dirigente de la Sección 29 del SNTE, Guadalupe Arias Acopa, etcétera—, fue a misa como cada domingo. Mucho más ahora que iniciaba la llamada “pasión de Cristo”.

Luis Enrique Martínez
Rumbo Nuevo
A su lado iba doña Teresa, una tabasqueña avencindada en Bajadas Grandes, Macuspana, pero que los fines de semana esta con hijos y nietos en Villahermosa. Es cuna de la familia Arias Pérez disiminada por toda el país y el extranjero. “Hasta en Finlandia se extiende la sangre”, presume don Semen.
A las seis de la mañana, las campanas de la Catedral de Tabasco sonaron pero, como ya es una costumbre desfavorable al clero católico, la respuesta fue poca. Con el transcurrir de las horas, creció la visita al templo principal de Tabasco igual como en otras ermitas católicas de la entidad.
Pero desde este sábado, la aglomeración de familias en las ocho colonias donde el gobierno municipal de Centro aplica el programa “La playa va a tu colonia”, establece un signo del tiempo: el dogma de fe religiosa, cualquiera que sea, pierde ante el consumismo y la zafia copia familiar de todo lo que la televisión comercial difunde. Y no se diga de la tercera “enseñanza” de la delincuencia organizada. Hmmm.
Es domingo de ramos. Las ráfagas de viento refrescan el día soleado no tanto cuando se camina en el asfalto. De todas maneras, se puede disfrutar la primavera a pesar de los contratiempos económicos de los marchantes en el mercado provisional de esas legiones de no idóneos que cada día convierten al edén en un Tabasco en carne del cambio climático.
“No te creas, por jubilado no siempre estoy feliz”, dice don Semen luego que en el tianguis “Jesús Taracena Martínez” supo que un aguacate costaba 20 pesos. “No hermano, ¿y con qué lo acompañó”.
Y doña Teresa, la compañera de más de 40 años, con una sonrisa secunda la posición del esposo que aún lleva en la bolsa de la camisa la cruz de palma que compró en la Catedral de Tabasco. “Así como lo ve de revoltoso, es mas creyente que yo”.
Eso lo hizo antes de las seis de la mañana. Pero cuando a la una de la tarde apareció una peregrinación por el Paseo Tabasco, don Semen y doña Teresa ya estaban en la casa de la familia en Tamulté de Las Barrancas. El lugar donde este viernes se replicará la crucifixión bíblica de Jesucristo. Desde hace ya 50 años…
Durante el trayecto de la calle Revolución a la Catedral, y de esta al mercado provisional y al tianguis, las calles de la ciudad con acceso a templos católicos, etcétera, dejaron una sensación a la familia Arias Pérez no tan fuera de la realidad aunque el obispo Gerardo de Jesús Rojas López —enjaulado en una prensa afín— diga lo contrario: la llamada semana santa simplemente es una circunstancia favorable a una burocracia distante del servicio y al público.
Hay veces que el domingo se nubla. Hay información de que la temperatura ambiente superó los 40 grados a la sombra. Bajo ese clima hay quienes de su ronco pecho truenan contra el ayuntamiento de Centro y su programa “playero” y rompen con la aparente conciliación católica, para estar a tono con el futbol comercial: “¡Y al América…!”

Tags: