Crónica. Fue un tiro en el pie

Enviado el 14/02/2020 por en Política

Luis Enrique Martínez
Rumbo Nuevo
Como la representación de la zona comercial de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) queda a menos de 500 metros, en línea recta, de las oficinas del PRD en Tabasco, la dirigencia de ese partido optó por darle vuelta a la ruta natural para intentar desmentir a la opinión pública de que revivir la resistencia civil «por una tarifa justa y contra cobros indebidos», no es asunto mediático ni de tinte político electoral. Menos, «oportunismo personal o de grupo».
Fue un tiro en el pie. En el mismo interior de la oficina estatal perredista, ubicada en el número 1418 de la avenida Francisco Javier Mina, Ángel Clemente Ávila Romero, integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria, y Darvin González Ballina, dirigente interino desde noviembre de la 2017, «aceptaron, sin conceder» que la fuerza política electoral del PRD ya no es la que hizo ganar a Arturo Núñez Jiménez la elección de gobernador en 2012.
Y ya se sabe cómo gobernó y salió de Tabasco —dos días antes de terminar su mandato constitucional de seis años—, quien se enorgullecía de su amistad y pontificaba «la honorabilidad» de Emilio Lozoya Austin, cuando éste como director de Petróleos Mexicanos (PEMEX), visitaba Tabasco…junto con su esposa Martha Lilia Aguilera de Núñez.
A las 10 horas, era de escuchar la desesperación de Javier López Cruz por la demora de las combis que trasladaban a militantes de comunidades de Macuspana a Villahermosa. «Citamos a las diez para empezar la marcha a las once», justificaba, mientras en el interior del inmueble Ávila Romero acudía al librito de Los Chuchos para sostener que la posición del senador Juan Manuel Fócil Pérez no era contraria a la representación partidista: «Al final coincidimos en la lucha».
Arriconados a la sombra de las casas y oficinas frente a las oficinas del PRD en Mina, la militancia escuchó el perifoneo que invitaba a mitigar la mañana con un vaso de pozol. En ese momento, empezaron a circular las tortas. Pero las combis de pasajeros no aparecían o se habían perdido en la ciudad…
Con los que llegaron primero y los que se fueron juntando al transcurrir la mañana, la marcha arrancó amenizada con la tradicional música de las izquierdas latinoamericana. En el interior del vehículo de perifoneo iba el diputado Andrés Cáceres Álvarez; y, caminando, otras ex legisladores intrascendentes como Ana Luisa Hernández Castellanos —empleados del Poder Legislativo la recuerdan porque su marido «no la dejaba ni a sol ni a sombra»— y Araceli Madrigal. Detrás de la vanguardia, no venían más de medio millar de personas.
Tomaron Mina, luego, contra lo esperado, incluso por los organizadores de la caminata, en vez de tomar la diagonal hacia la calle Allende, el contingente siguió a la pendiente que desemboca en 27 de Febrero. Ahí, dobló a la derecha, también lo hizo en la calle Independencia. Luego de pasar por Palacio de Gobierno, hizo una parada para que la diputada Dolores del Carmen Gutiérrez Zurita se integrará a la altura del «H. Congreso del Estado».
Al reanudar la marcha, la dirigencia decidió tomar en sentido contrario la calle Allende. «No hay problema. El operativo está contemplado», dijo un elemento en motocicleta de la Policía Estatal de Caminos. El más entusiasmado en arengar a la manifestacion era Ávila Romero.
Y así lo hizo cuando habló desde las escaleras de acceso a las oficinas de la representación de la zona comercial de la CFE en Villahermosa. Y también cuando buscó a gritos entre sus correligionarios a González Ballina para tomarse la fotografía luego de pegar con cinta en los cristales de la oficina federal, las dos cuartillas en las cuales resumieron el origen de la marcha marchita que había sacado al PRD de sus casas.
La misiva dirigida a Osvaldo Martínez Mendieta, representante de la zona comercial Villahermosa de la CFE, demanda el establecimiento de una «tarifa única para todo el año», resolver la resistencia civil pacifica, y que la Empresa Productiva del Estado, se abstenga de realizar cortes de energía a quienes firmaron el convenio del programa Adiós a tu deuda o quienes no lo hicieron pero que «regresaron a la resistencia civil».
Durante el mitin con el que concluyó la marcha, González Ballina anunció que a partir del martes venidero estarán listas las «cartas amparos» para quienes se mantengan o integren a la resistencia civil, en tanto que Ávila Romero demandó a la CFE instalar mesas de diálogo para resolver una problemática que nació como efecto del fraude electoral de 1994 contra Andrés Manuel López Obrador y que, tras el desalojo violento de la Plaza de Armas 3l 19 de enero de 1995, impuso al priista Roberto Madrazo Pintado como gobernador

Tags: