Crónica. La «Hora de Gattel»

Enviado el 22/05/2020 por en Política

La cortesía eludió la expresión «peyorativa», pero no la realidad. Al siguiente día del nuevo llamado del subsecretario de Salud Hugo López Gattel a la población de Tabasco, la Sedena emitió el comunicado 015/2020 en el cual informa sobre el inicio de la «actividad asistencial a pacientes del Covid-19» en el Hospital CESSA «Dr. Maximiliano Dorantes». Casi en paralelo, el ayuntamiento de Centro descartó el cierre de comercios en el municipio tal como será este fin de semana en el resto de las 16 demarcaciones como una medida extrema para disminuir los brotes de la pandemia en la entidad.

Aún no concluía la «Hora de Gattel –en el barrio, a ras de piso, así fue bautizado ese espacio televisivo–«, y ya las redes sociales renovaban la estridencia, el escándalo, ahora, rayando en pánico: Tabasco no sólo se mantenía en la punta de las entidades de mayor contagio en el país sino que una «distracción social» al inicio de mayo impuso un «fenómeno de exacerbación» de la transmisión del covid19. Era la conclusión fatídica tal vez del frenesí que se desbordó el 30 de abril para celebrar el Día del Niño. Fue lo que derivó en el calificativo de «irresponsables» del gobernador Adán Augusto López Hernández en las horas siguientes a tal episodio.

La noche del miércoles y aún más este jueves, la diversidad de imágenes y recordatorios fluyeron en la nube echando culpas entre unos y otros. Pero el paralítico y mudo, el espanto que provocó el exhorto del funcionario federal –que, elocuente como es, guardó prudencia en aras de no contaminar más la enrarecida atmósfera del país ante la peste2020– se diluyó con el transcurrir del tiempo. De nuevo la calle fue la marquesina de zombis; una vez más, la sombra de árboles y de algunos edificios fueron refugio para quienes evitan el #Quedateencasa.

Con una población total de 684 mil 847 habitantes, el municipio de Centro está al frente del contagio. Villahermosa, también la capital de Tabasco, es la ciudad más mencionada en el programa destinado por el Gobierno Federal para informar sobre el comportamiento del virus en el país. Un día si y al otro también, recibe llamados al resguardo, al confinamiento para contribuir al aplanamiento de la curva…y la gente continúa en la desobediencia civil a pesar del replique de los llamados a quedarse en casa de las autoridades civil y religiosas en el estado.

En Villahermosa converge todo el quehacer cotidiano de parte del sureste mexicano. Ahora más con la construcción de la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya. Política, económica, social y culturalmente, la ciudad donde nacieran los hermanos José y Celestino Gorostiza, así como Andrés Iduarte y José Carlos Becerra, es el eje de movimiento de Tabasco. Pero el nivel educativo de su población que es una décima arriba del 9.2 del promedio nacional –un poco más de la secundaria concluida, según el Inegi–, no se refleja en los hechos.

Municipios como Jalpa de Méndez y Nacajuca que están igual en el nivel promedio de educación, sí tienen contagios pero no en la proporción de la zona urbana de Villahermosa, por ejemplo. Cierto, la población de uno y otro de 87 mil 2249 y 138 mil 366 habitantes, respectivamente, no equivale a un tercio de aquella pero tampoco es excusa para la irresponsabilidad. Cárdenas con 258 mil 554 residentes, no es la excepción pero tampoco la regla. Y esta demarcación es frontera con Veracruz y Chiapas, además la única vía de comunicación terrestre del centro del país con la península de Yucatán.

Entre la población cuerda está la memoria de aquellas imágenes que se difundieron profusamente el 30 de abril. Las colas detrás de las pizzerías eran de antología. Tal desplazamiento al consumismo disminuyó 10 días después por la medida adoptada por el gobierno estatal que ordenó el cierre total de comercios en ese fin de semana. Sin conocer el resultado oficial de esa acción pero anticipando su utilidad, 16 gobiernos municipales la replicaran este fin de semana confiados en la conciencia de los vecinos para enfrentar juntos al coronavirus.

–De nada sirve que uno se cuide y otros no–, comenta, molesto, vía WhatsApp, un familiar del reportero. Nada que responder. La suerte está en la calle.

Tal vez por esa ineludible, brumosa y desconcertante realidad, la mayoría de alcaldes dispusieron la inactividad comercial en sus municipios. En el fondo, la intención es atender el nuevo llamado del doctor Gattel. Significa procurar que en futuras gráficas nacionales, Tabasco no aparezca con «dos curvas y dos picos». Así también, predicar con el ejemplo para descalificar la versión y costumbre de que las metrópolis sellan el quehacer cotidiano de las provincias.

Juan Carlos Castillejos, vocero de la comuna, no descartó que la medida sea adoptada en el Centro para dentro de ocho días. Sin embargo, la aplicación será decisión del cabildo del ayuntamiento municipal en los próximos días.

Tags: