De Última Hora

Crónica: Positivo primer semestre

Enviado el 18/07/2019 por en Política

Luis Enrique Martínez
Rumbo Nuevo
En pocas palabras, tres ex presidentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) calificaron de “excelente” a “muy bueno”, el primer semestre de actividades del Poder Judicial de Tabasco con el magistrado Enrique Priego Oropeza como su presidente.
Aún más: Jesús Madrazo Martínez De Escobar, que fue titular del Poder Judicial en el periodo 1977—1982, frena el paso; jala de la manga de la camisa al reportero, y afirma: “En una palabra es excelente pero además, hay que tomar en cuenta que son otros tiempos…”
Javier López y Conde, notario público número 17 y que de 1995 a 2000 fuera magistrado presidente del Poder Judicial, califica: “Muy bueno”. Y, más tarde, después de librar un cerco de reporteros que lo mantuvieron apenas afuera del auditorio “Antonio Suárez Hernández”, Guillermo Narváez Osorio, actual titular de la Secretaría de Educación y también ex magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, no duda: “Muy bueno”.
Y por si hiciera falta reconocimientos, Marcos Rosendo Medina Filigrana, secretario de Gobierno, apenas cruza la sala en donde se llevó a cabo el refrigerio con motivo del primer informe semestral del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, recalca a los reporteros que indagan en torno al magistrado Priego Oropeza: “Es un hombre prudente, sensato, tabasqueño con experiencia y excelencia…”
Hacía más de 30 minutos que el magistrado Priego Oropeza, a las 12:20 horas, clausurara la sesión conjunta con carácter de solemne en la cual los plenos del TSJ y del Consejo de la Judicatura rindieran un informe pormenorizado de lo hecho en los primeros seis meses del año ante el gobernador Adán Augusto López Hernández. Y quizá 20 cuando el titular del Poder Ejecutivo estatal, acompañado de la presidenta del voluntariado social del Poder Judicial, Mercedes Segura de Priego, dejara el lugar saludando de manos a empleados de esa institución, invitados y curiosos en su paso a la salida del inmueble de la esquina de las calles Independencia y Vásquez Norte.
Ya la prensa degustaba bocadillos igual que los servidos en el salón anexo al auditorio a los abogados, jueces, magistrados, consejeros e invitados, cuando, sonriente, apareció el magistrado presidente del TSJ, en corbata, ya sin la toga con la cual diera un mensaje a la población.
Y entonces, reporteros atacaron. Las respuestas llegaron tal cual con una aclaración: “En las audiencias públicas a la ciudadanía, jamás fueron a acusar a un actuario, a un secretario o a una juez, a un magistrado, a un consejero de corrupción. Sí presentan quejas en cuanto no le acuerdan un escrito o una promoción en el término que marca la ley, pero nada más… ”
—Sabemos de su afición al beisbol. ¿Qué le falta al equipo del Tribunal Superior de Justicia para enfrentar el equipo a vencer que es el de la Crisis Económica?
—Contamos con la buena voluntad del gobernador (Adán Augusto López Hernández). Presentamos resultados firmes. Obtuvimos de la Iniciativa Mérida, 27 millones de pesos que ya se están aplicando en Huimanguillo, 14 y casi, 14, en Cárdenas. Eso eran recursos que no habían llegado porque no se habían atendido esas gente…
“Se construye detrás del inmueble de Independencia con Vázquez Norte, la Sala de Juicios Orales del TSJ; en el reclusorio se hicieron los cubiculos para los jueces de la región nueve.”
—¿Esta bien el equipo que encontró?
—Encontré un equipo de jueces, de magistrados perfectamente preparados. Muy interesados en sacar adelante al Poder Judicial…
—Hay quienes están criticando su trayectoria de abogado y político en Tabasco. ¿Cuál sería su defensa de lo que le están diciendo que hace: que aquí hay familia, hay amigos…?— soltó una reportera.
—Yo llegué al Tribunal con un elemento que se llama Gregorio Romero Tequextle, que lo nombró el Congreso (estatal). Él tiene una gran trayectoria en la escuela de Derecho (de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco), es autor de libros de Derecho Penal, ha trabajado en la (ex) y fue “procurador” (General de Justicia, la institución que desapareció por la Fiscalía General del estado), tiene amplio conocimiento.
“¿Camarilla? Es mi compañero de carrera. Camarilla, no tengo. No soy delincuente, ni me dedico a la delincuencia organizada. Además, esa información que sacó una persona, se dejó llevar por el “dicen, por aquí; dicen, por allá…”
“El Poder Judicial solamente ha nombrado a tres jueces que tienen, mínima, una 15 años y los otros, 23 años de servicio en el Poder Judicial: comenzaron como secretaria, actuaria, proyectistas… y hoy son jueces y están atendiendo. ¿Por qué no le vamos a dar participación a ellos? ¡Yo no traje a nadie aquí! ¡Yo nunca he andado en camarillas!
“Toda mi vida he trabajado con honestidad y con trasparencia y lealtad…”
—¿A qué se debe entonces esos señalamientos?—, preguntó otro reportero.
—Eso es otra cosa, y no me interesa…
—¿Qué decirle a esas voces que se pongan a trabajar y dejen de estar criticando al Poder Judicial…?
—Yo les digo que se pongan a investigar cuál es la realidad…¡Aquí hay que hacer carrera judicial y todos los que son jueces y magistrados han hecho carrera judicial…
—¿El equipo está bien?
—En el Tribunal Superior de Justicia trabajamos con el equipo que encontramos. Un equipo con alta preparación jurídica, con calidad moral, leales al Poder Judicial y con una capacidad de trabajo, y lo dije al inicio de mi gestión, el personal más noble de la administración pública está ¡aquí, en el Poder Judicial!

Tags: