Crónica: Vienen mejores tiempos para Cárdenas

Enviado el 09/10/2019 por en Política

Luis Enrique Martínez
Rumbo Nuevo

“Esto apenas comienza…”
La cándida risa del pequeño Armando quedó grabada en la memoria de las autoridades. Y con el transcurrir del tiempo se materializó en la voz de Octavio Romero Oropeza: “Tabasco merece esto y mucho más…Esto apenas comienza…”

Desde el cercado tubular del Jardín de Niños “Luis Donaldo Colosio Murrieta” —ubicado en la esquina de la calle Armadillo, esquina con Pejelagarto, colonia CSAT, municipio de Cárdenas—, se observa cómo el alumnado disfruta la visita del gobernador Adán Augusto López Hernández. Así lo expone la maestra Guadalupe Isabel Arcos Castillo al dar la bienvenida también al alcalde Armando Beltrán Tenorio y al director de Petróleos Mexicanos.

Martín Chacón, representante del área de comunicación de la empresa productiva del Estado, antes de las 11:12 horas, intentó limitar a un par de pools el acceso de reporteros al plantel escolar. En parte, fracasó. Incluso en su negativa que hubiera chacaleo: Detrás de los invitados, entre ellos Guillermo Narváez Osorio, ingresó la mayoría, hasta los de palito. Y la camuflageada, asimismo permitió la entrevista de banqueta al salir del jardín de niños.

Quizá la presencia de ese número de personas dentro y fuera del inmueble, inquietó a los pequeños, así como a los vecinos del lugar. Lo reconoció la directora del plantel cuando mencionó la alegría de los niños por la visita con una expresión infantil: “Ooohhh…”, pronunció recordando el coro de los pequeños antes de que iniciara el evento.

“Los valores son el punto clave para poder alcanzar el éxito, sin esto se pierde el verdadero camino que uno sigue en la vida”, se podía leer en la pared frontal a la calle Armadillo del plantel. Debajo o rodeando ese enunciado, una serie de conceptos: “Solidaridad, justicia, responsabilidad, perseverancia, generosidad, amistad, amor…”

Y Armando que había hablado “a nombre de mis amigos” para agradecer la donación de mobiliario a su escuela, recibía caricias en la cabeza del mandatario estatal, mientras Romero Oropeza no perdía de vista a quien, al igual que sus compañeros, con elegancia portaba el uniforme combinado en azul de pantalón corto a cuadros y playera.

Fue la hospitalidad, mejor dicho, la “cara de los niños” el alma de los discursos del presidente municipal Beltrán Tenorio, del gobernador López Hernández y el director de Pemex, en el acto realizado en la unidad deportiva tras el recorrido por las aulas del Jardín de Niños y la caminata desde éste inmueble a la cancha de usos múltiples. Un trayecto sólo interrumpido por ciudadanos que abordaron al mandatario estatal.

“Es un honor recibir al director de Pemex. Es una señal de que vienen mejores tiempos para Cárdenas. Y una muestra altruista, del sentido humano de una empresa que tiene un nuevo rostro”, expresó el alcalde ante servidores públicos de Petróleos Mexicanos y público en general.

Al fondo, detrás del pódium, una mampara aparecía con el siguiente rótulo: Pemex en Tabasco, por la salud y la educación. Entonces, fue el titular del Ejecutivo local quien personificó a la empresa: “Octavio Romero Oropeza es un tabasqueño distinguido; un verdadero luchador, una gente honesta: Pemex no puede estar en mejores manos”, destacó. Acto seguido, citó al poeta Antonio Machado: “Sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se gana…”

Desde el presídium descubierto, el aludido era objeto de las miradas del público. Y cuando pasó a la tribuna, refrescó la memoria: “Es gratificante cuando se traen buenas noticias porque cuando son malas, a los mensajeros no los tratan bien…”

Con la imagen de la “cara de los niños” que había escuchado y saludado previamente, se refirió a los eslabones de los “miles de millones de dólares” que, por la explotación de petróleo, Tabasco le ha otorgado a México “y no siempre el estado ha sido recompensado”.

Ahora, dijo, con el rescate de la empresa de los mexicanos y con el apoyo del presidente Andrés Manuel López, la “buena nueva es la buena relación con el gobierno estatal porque Tabasco merece esto y mucho más. Hay confianza de que vienen muy buenos tiempos para Tabasco. Esto apenas comienza…”, promulgó tras detallar el apoyo de Pemex en los sectores de salud, educación, seguridad y en la recuperación de la economía local.

Ya lo había dicho Narváez Osorio al ver a Romero Oropeza ante la alegría del pequeño Armando: “Si hace falta mobiliario escolar, pero con la mirada del director de Pemex, me dije, “¡de aquí soy…!”

Tags: