Enseñar a sus hijos a orar

Enviado el 29/05/2020 por en De Última Hora, Internacional

Un corazón habitado por el amor a Dios convierte en oración incluso un pensamiento sin palabras

Washington, EEUU
Agencias
El Papa Francisco continuó con su catequesis semanal reflexionando sobre el tema de la familia, advirtiendo que los padres tienen la responsabilidad de enseñar a sus hijos a orar. Una de sus frases fue: «Un corazón habitado por el amor a Dios convierte en oración incluso un pensamiento sin palabras»
Igual que en la catequesis anterior, esto ha es parte de una serie de catequesis relacionadas sobre la familia, en la que el Santo Padre dividió en tres dimensiones principales que marcan la pauta en la vida familiar: la fiesta, el trabajo y la oración.
En esta nueva entrega de su discurso, el Papa Francisco hizo hincapié en la importancia de enseñar a los niños cómo mostrar amor a Dios mediante la oración. A continuación su reflexión
Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!
Después de haber reflexionado sobre cómo la familia vive los tiempos de la fiesta y del trabajo, consideramos ahora el tiempo de la oración. La queja más frecuente de los cristianos tiene que ver precisamente con el tiempo:

Un corazón sin oración no tiene paz
Escuchamos esto continuamente. El disgusto es sincero, ciertamente, porque el corazón humano busca siempre la oración, incluso sin saberlo; y no tiene paz si no la encuentra. Pero para que se encuentre, es necesario cultivar en el corazón un amor “cálido” por Dios, un amor afectivo.
Podemos hacernos una pregunta muy simple. Está bien creer en Dios con todo el corazón, está bien esperar que nos ayude en las dificultades, está bien sentir el deber de agradecerle. Todo bien. Pero, ¿queremos algo también al Señor? ¿El pensamiento de Dios nos conmueve, nos asombra, nos enternece?