Hay que estar unidos

Enviado el 28/11/2019 por en Política

El gobierno sólo no puede; tenemos que unirnos sociedad y gobierno, para sumarnos y atender las necesidades de los que menos tienen, afirmó la presidenta del Sistema DIF Tabasco.

Ricardo Rivera
Rumbo Nuevo
La suma de voluntades y la sensibilidad de la sociedad es fundamental para ayudar a quienes más lo necesitan, afirmó la presidenta del Sistema DIF Tabasco, al entregar equipamiento en beneficio de la residencia del anciano “Casa del Árbol”, donado por la asociación civil “Tabasqueñas Unidas para Ayudar”.
La esposa del gobernador Adán Augusto López Hernández, valoró el trabajo de la agrupación y de todas las damas voluntarias para que el organismo asistencial pueda realizar más y mejores acciones en favor de las familias tabasqueñas y de las personas en situación vulnerable.
La señora Estrada de López, entregó equipos para fortalecer la Unidad de Cuidados Geriátricos, consistente en 10 camas hospitalarias, 20 colchones, 10 de vinil y 10 más con compresor de aire de presión alterna y un carrito rojo de enfermería.
También se donó un monitor cardiaco de signos vitales, dos aspiradores de flema portátil, cinco nebulizadores, seis tanques de oxígeno portátil y cinco mesas para comidas hospitalarias.
Sostuvo que con este equipo, los abuelitos que son atendidos en la Casa del Árbol, tendrán una estancia más cómoda y segura, pues recibirán de mejor manera los cuidados médicos especiales que requieren.
“Les agradecemos que hoy se haga realidad y se concrete este sueño por el cual trabajaron arduamente. Me consta, son mujeres entusiastas emprendedoras, que sueñan en grande y lo cumplen”, añadió.
La directora Atención al Adulto Mayor, Guadalupe Domínguez Sosa, sostuvo que el trabajo voluntario es una práctica social que nace del compromiso y del sentido humanitario y valores como el altruismo, la solidaridad, empatía, generosidad, sensibilidad, constancia y perseverancia.
En este sentido, agradeció el donativo realizado por la asociación, el cual dijo facilitará el trabajo de quienes laboran en la Residencia del Anciano y permitirá atender de mejor manera a los abuelitos.
En su intervención la presidente de “Tabasqueñas Unidas para Ayudar”, Aurora del Rivero, agradeció las facilidades otorgadas por el Gobierno del Estado a través del DIF para que la asociación civil pudiera llevar a cabo en septiembre pasado, su programa anual de exposición y cena-baile de recaudación de fondos.
“Fuimos más de mil mujeres vestidas de tabasqueñas en una noche de fiesta y algarabía en la que reinó la alegría y la solidaridad. Somos un pueblo generoso y unidos podemos lograr cosas grandes”, sostuvo al subrayar que en el 2020 se volverá a realizar una edición más del evento para seguir apoyando las labores del DIF.

Tags: