Tabasco no se detiene pese a adversidades: Adán Augusto López

Enviado el 05/01/2021 por en Portada

*Seguimos adelante en unidad con el propósito de superar décadas de retraso y abandono.
*Ante aumento de la pandemia, se analiza la posibilidad de regresar al semáforo rojo
*En el transcurso del mes llegan las vacunas

Luis Ruiz Sandoval Frade
Rumbo Nuevo
“A pesar de las adversidades que marcaron todo el año pasado, los proyectos de la cuarta transformación comienzan dar otro rostro a la entidad, para que deje de ser el punto olvidado y recobre su posición como referente de desarrollo en el sureste de México”, dejó en claro el gobernador Adán Augusto López Hernández, al dar el banderazo de salida de inicio de los trabajos de la obra del Distribuidor Vial de Guayabal.
Al acudir junto con el secretario de SOTOP, Luis Gurría, el jefe del ejecutivo anunció que están en puerta, los nuevos hospitales de Cárdenas, Macuspana y Teapa, potabilizadora de Villahermosa, y una Ciudad de la Salud, todo ello en beneficio de los tabasqueños.
López Hernández agradeció en ese sentido la ayuda que el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a Tabasco para superar las recientes inundaciones, y subrayó que sólo en apoyos directos, los afectados recibieron 2 mil 500 millones de pesos.
Estos beneficios, prosiguió, más la inversión de 1 mil 600 millones del Gobierno estatal en aguinaldos y salarios de fin de año; más los 600 millones de pesos en pagos a trabajadores de la UJAT; más los pagos en los 17 ayuntamientos, más la derrama del Gobierno Federal, permitieron que en Tabasco hubiese sólo en diciembre un circulante de 5 mil millones, lo que permitió que empezara a recuperarse la economía que estaba caída por la pandemia.
Aseveró, que tras un 2020 bastante complejo por la pandemia de Covid-19 y las inundaciones causadas por lluvias históricas que dejaron miles de damnificados, un nuevo ciclo inicia con la seguridad y convencimiento de que Tabasco “no puede detenerse y debe seguir adelante en unidad con el propósito de superar décadas de retraso y abandono”.
Y vaticinó el jefe del ejecutivo, que el 2021 será un gran año para Tabasco, y acentuó que sólo en el rubro de obra pública se estiman inversiones por 5 mil millones de pesos.
Por ello, el mandatario dio el banderazo a los trabajos del nuevo distribuidor vehicular que, con una inversión de 173.8 millones de pesos, contribuirá a resolver los congestionamientos viales que en horas pico se registran en la entrada de la carretera Villahermosa-Teapa.
Se le detalló, que el proyecto a desarrollarse en 11 meses, contempla una estructura de 30 ejes, con una longitud de 347.43 metros, 13.60 metros de ancho y tres carriles de circulación en un solo sentido, de Periférico a la carretera Teapa.
El sistema constructivo a cargo de las empresas tabasqueñas Comercializadora de Productos Servicios y Maquinaria Jiménez, en participación conjunta con Obras Caminos y Asfaltos, consiste en pilas, contra-trabes, columnas y cabezales de concreto armado, vigas y losa de concreto, y una superficie de rodamiento a base de concreto asfáltico.
El jefe del Ejecutivo destacó que además de esta obra, están en marcha la construcción del distribuidor de Universidad, la rehabilitación emergente de las principales vialidades de la capital, y el mantenimiento de la carretera Villahermosa-Macuspana, “que antes estaba llena de huecos”.
Confirmó que este mismo año arrancará la construcción de un tercer distribuidor vial en la intersección del bulevar Adolfo Ruiz Cortines y la avenida Francisco Javier Mina, y después, comenzará la edificación de otro distribuidor en el cruce de periférico y Paseo Usumacinta, con dirección hacia la zona del Country.
El Gobernador dijo que también se avanza en el diseño del proyecto que albergará “una especie de Ciudad de Hospitales”. Adelantó que este nuevo centro de infraestructura hospitalaria será desarrollado en un terreno de seis hectáreas propiedad del Gobierno, ubicado a un costado de la Unión Ganadera, con el fin de construir los nosocomios que sustituirán al Hospital “Gustavo A. Rovirosa”, ya obsoleto e inviable, y al Hospital del Niño “Rodolfo Nieto Padrón”.
De igual forma, añadió que, adicionalmente, arrancará la construcción de los nuevos hospitales de Cárdenas y Macuspana, este último con 70 años de vida y actualmente con problemas estructurales, y se estima que también se ponga en marcha la edificación del nuevo hospital de Teapa.
“El 2021 será un año de mucha inversión y de obra pública para poner al municipio de Centro y en particular, a Villahermosa, a la altura de las mejores ciudades del país, y antes de que termine el mes de febrero, se iniciará la construcción de la nueva planta potabilizadora que tanto requiere la capital”.
El jefe del Ejecutivo enfatizó que para la potabilizadora, el Ayuntamiento de Centro contará con el invaluable apoyo de los gobiernos estatal y federal, e indicó que aunque este tipo de obras generan polémicas por las afectaciones que causan a la vialidad y a la ciudadanía, son necesarias, porque Villahermosa requiere de una ingeniería a profundidad.
“Si no le invertimos al drenaje sanitario y al drenaje pluvial, Villahermosa va a ser inviable dentro de muy poco, y ese es nuestro objetivo, iniciarlo este año o el año próximo”, ventiló, al tiempo que ratificó su compromiso de seguir trabajando para hacer de Tabasco un lugar con prosperidad y bienestar.

Tags: