La Voz de Tabasco
Cultura

Falla “platillo” para viajar a Marte

  • El “platillo” de la NASA se elevó sobre la isla hawaiana de Kauai hasta los 36 mil 575 metros, enganchado a un globo. Después, la nave inició su descenso sobre el Pacífico al accionar un nuevo sistema inflable de frenado y amerizaje

México, DF
Agencias

Una nave de la NASA con forma de platillo volante, concebida para realizar futuras misiones a Marte, ha sufrido algunos fallos durante su primer vuelo de prueba. Este vehículo, conocido como Desacelerador Supersónico de Baja Densidad (LDSD), por sus siglas en inglés, ha logrado aterrizar con éxito sobre el Pacífico, pero su enorme paracaídas de descenso sólo se ha desplegado parcialmente.
El “platillo” de la NASA se elevó sobre la isla hawaiana de Kauai hasta los 36 mil 575 metros, enganchado a un globo. Después, la nave inició su descenso sobre el Pacífico al accionar un nuevo sistema inflable de frenado y amerizaje.
Sin embargo, la buena trayectoria de la prueba falló parcialmente en esta fase, ya que el dispositivo diseñado para frenar su caída sobre el océano se extendió de manera enmarañada.
En un comunicado de prensa, la agencia espacial estadounidense ha admitido que “las imágenes obtenidas del descenso en tiempo real indican que el paracaídas no se abrió como se esperaba”, y explica que sus técnicos “están analizando los datos para aprender las lecciones de esta prueba y mejorar la tecnología en futuros ensayos”.
Sin embargo, a pesar de este percance, los responsables del proyecto han calificado el ensayo como “un éxito”. “Estamos encantados con la prueba”, aseguró Mark Adler, responsable del sistema LDSD en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, en Pasadena (California).

Satisfacción en la NASA
“El vehículo de prueba ha funcionado maravillosamente, y hemos cumplido con todos nuestros objetivos. Hemos logrado recuperar todos los componentes del ‘hardware’ y los dispositivos de grabación de datos, así que podremos aplicar todo lo que aprendamos de este ensayo en futuros vuelos”.
En todo caso, éste es sólo el primero de tres vuelos de prueba que se realizarán con el prototipo del LDSD a lo largo de los próximos meses. “Todo el esfuerzo realizado en este ensayo ha sido un trabajo fantástico por todo el equipo y es un motivo de orgullo para todo el Departamento de Tecnología Espacial de la NASA”, aseguró por su parte Dorothy Rasco, otra de las responsables del proyecto.
“Este vuelo nos recuerda el motivo por el que la NASA afronta duros retos tecnológicos, y realiza ensayos: para aprender de nuestros errores y construir las herramientas necesarias para el futuro de la exploración espacial”, ha recalcado Rasco.
Desde que la nave espacial Viking aterrizó en el planeta rojo en 1976, la NASA se ha basado en el mismo diseño de paracaídas para que sus sondas y rovers desciendan y aterricen de manera suave sobre la superficie marciana después de atravesar la delgada atmósfera del planeta rojo.
Con este nuevo modelo, la agencia espacial estadounidense quiere reforzar el sistema de aterrizaje para futuras misiones con mayor carga, incluyendo tripulaciones de astronautas.

Artículos relacionados

Cristiano Ronaldo subraya que es de este planeta

La Voz de Tabasco

Exhiben muestra de cultura mexicana

La Voz de Tabasco

INAH acerca a la cultura de forma virtual

La Voz de Tabasco