La Voz de Tabasco
Cultura

Mujeres artistas olvidadas, no entraron en el parnaso de la historia del arte

La impresionista Berthe Morrisot
La primera mujer en unirse al movimiento impresionista francés fue la pintora Berthe Morisot, (1841-1895). El reputado crítico de arte Gustave Geffroy en su “Historia del impresionismo” mostró su admiración por su obra y la definió como una de “las tres damas del impresionismo”, junto con Mary Cassatt y Marie Bracquemond.
Berthe Morisot, perteneciente a una familia de clase alta, pudo educarse en el mundo del arte lo que le permitió conocer con solo 20 años a Camille Corot, gran paisajista que la tuvo como discípula y la introdujo en los círculos artísticos. Después fue modelo y amiga de Manet, además de cuñada, al casarse con su hermano Eugène Manet. Tuvo un papel destacado en el desarrollo del impresionismo y expuso junto a ellos. En una época donde las mujeres se dedicaban a la pintura principalmente de forma aficionada, Morisot, tuvo el empeño de hacer carrera como pintora y lo consiguió. De hecho expuso junto a Renoir, Monet, Degas, Pissarro o Sysley.

Camille Claudel, musa de Rodin y escultora
Pese a que su historia fue una mezcla de amor y pasión por la escultura, a Camille Claudel (1864-1943), se la recuerda más como musa y amante del gran Auguste Rodin que por su potente obra.
Camille Claudel era hermana del poeta Paul Claudel, y su decisión de dedicarse a la escultura, junto a sus ansias de libertad, trajo de cabeza a su familia muy conservadora. Camille entra en la Academia que dirigía el escultor Alfred Boucher y, un año después, se independiza.

Popova, grande del constructivismo ruso
Asociada a las vanguardias revolucionaria y el constructivismo soviético, Liubov Popova, (1889 – 1924) la «artista-constructora», como la llamaban sus contemporáneos, fue una de las principales defensoras del arte abstracto en Rusia y una de las figuras más destacadas de las vanguardias de principios del siglo XX. Durante un viaje a Italia conoció el movimiento del “Futurismo” y su obra comenzó a reflejar su influencia, en combinación con ciertos aspectos tomados del cubismo. En 1915 participó en las muestras futuristas y, bajo la influencia del suprematismo de Malévich, en 1918 se unió a la Federación de Izquierdas del sindicato de artistas de Moscú y, en 1920, ya formaba parte como miembro del Instituto de la Cultura Artística (Injuk), de Kandinsky.

Artículos relacionados

EFEMERIDES

La Voz de Tabasco

Minipoemario Lunar: LA DUDA I

La Voz de Tabasco

Avistan orcas en Costa de Oaxaca

La Voz de Tabasco